Cura de sal para sartén de hierro.

Cura de sal para sartén de hierro.

 

Sartén de hierro cura de sal
Sartén de hierro cura de sal

Existe también el procedimiento de la cura de sal, pero este procedimiento no se usa en sartenes nuevas. Cuando una sartén de hierro comience a pegarse, cosa que no debería de suceder si hacemos un buen uso de ella, es el momento de hacer una cura de sal.
Al realizar la cura de sal, lo que buscamos es eliminar todos los restos adheridos a la sartén que son los que están produciendo que esta se pegue. Para ello lo que haremos es calentar sal en la sartén. Esta sal hará que se desprendan todas las partículas que la sartén tenga adheridas.

Para realizar la cura de sal debemos realizar los siguientes pasos:
-Con la sartén lavada y seca, la podremos al fuego con medio dedo de sal cubriendo su fondo.
-Durante unos 15 minutos mantendremos la sal a fuego fuerte. A mi me gusta ir removiendo de vez en cuando y rascando el fondo de la sartén con una cuchara o espátula de madera.
-Tras tirar la sal, ojo que está calentita, y dejar enfriar la sartén, la lavaremos con agua y jabón secándola perfectamente.
-Cubrir el fondo de la sartén con medio dedo de aceite.
-Calentar con fuego fuerte, llegando al punto en el que el aceite saque un poco de humo, pero sin que se queme.
-Con ayuda de una cuchara ir mojando las paredes con aceite de vez en cuando.
-Realizar este proceso durante unos 10 minutos.

Sartén de hierro hirviendo aceite
Sartén de hierro hirviendo aceite

-Una vez se enfríe, hay que lavarla con agua y jabón, secarla perfectamente y untar un poco la sartén con aceite, ya tenemos nuestra sartén curada.
(Cuidado si lo hacemos en un fogón con llama ya que el aceite muy caliente es inflamable, por si acaso, tener a mano una tapadera con la que apagar el fuego en caso de que se nos encendiera, simplemente tapamos y el fuego se apaga inmediatamente)

Si seguimos estos pasos la sartén debe quedar como si fuera nueva. Pero no esperéis milagros en cuanto a lo estético, el color ennegrecido no lo conseguiremos quitar, solo volverá a ser antiadherente como al principio.

Recordad siempre que cuanto más se usen las sartenes mejor será su capacidad antiadherente. Si queréis leer los consejos de uso de las sartenes de hierro encontraréis lo necesario para poder usar vuestra sartén de la mejor manera y no tener que volver a realizar una cura de sal.

Si quieres ver un vídeo con el proceso, aquí te dejo uno con los pasos para realizar la cura de sal.

¿Has curado ya alguna sartén? ¿tienes algún truco que puedas compartir? ¿tienes alguna duda? Pues no lo dudes, comparte y usa los comentarios ; )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *